https://www.excelsior.com.mx/nacional/antes-que-acabe-el-ano-se-concretara-la-desaparicion-de-inapesca/1537112

 

Antes que acabe el año, se concretará la desaparición de Inapesca

La extinción del Inapesca como órgano público descentralizado y su incorporación como apéndice a la CONAPESCA, ocurrirá antes de que finalice el año.

ERNESTO MÉNDEZ | 02-09-2022
La extinción del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), como órgano público descentralizado y su incorporación como apéndice a la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (CONAPESCA), ocurrirá antes de que finalice el año, una vez que concluyan los “festejos” por el 60 aniversario de su creación y que el Congreso de la Unión procese el proyecto de decreto enviado por el Ejecutivo Federal.

De acuerdo a la iniciativa de reforma que adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables, en poder de Excélsior, la transferencia de funciones del Inapesca al CONAPESCA, “es acorde con las disposiciones de la Ley Federal de Austeridad Republicana”, con el fin de “liberar recursos presupuestales para orientarlos al beneficio de la población”.

Apenas el pasado 9 de agosto, la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, envió un tercer oficio dirigido a Pablo Arenas, director general del Inapesca, con número 113/CJEF/CALEN, donde le reitera que debe elaborar una evaluación de impacto presupuestario solicitado previamente en diciembre de 2021 y febrero de 2022.

Lo anterior con el fin de realizar las acciones necesarias para dar paso a la desaparición de este órgano sectorizado dependiente de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER).

“Le reitero nuevamente a ese Instituto Nacional, elaborar la evaluación de impacto presupuestario conforme a lo mencionado y remitirlo a esta Consejería Jurídica a la brevedad”, establece el oficio firmado por Lenia Batres Guadarrama, consejera adjunta de Legislación y Estudios Normativos.

Desde el pasado 9 de marzo, Pablo Arenas fijó su postura sobre la extinción del Inapesca, en una comparecencia ante la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, y ahora al consultar a su equipo de comunicación social pidió a Excélsior tomar esas declaraciones como buenas.

En aquella ocasión, señaló que el Inapesca y la CONAPESCA no se parecen en nada, son instituciones muy diferentes, “la investigación que hacemos no es como la que hace la UNAM, el Politécnico, CINVESTAV o cualquiera de los tecnológicos, nosotros hacemos investigación específica y exclusivamente para el manejo pesquero”.

“La investigación pesquera y acuícola es la columna vertebral de la administración, sin la investigación no puede haber administración, y la administración que exista sin investigación está condenada al fracaso”, advirtió.

Fuentes consultadas del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura comentaron que Pablo Arenas guardó en el cajón de su escritorio el nuevo oficio de la Consejería Jurídica de la Presidencia donde le piden preparar el terreno para la transferencia de funciones a la CONAPESCA, “en espera de recibir instrucciones superiores”.

 

Fuerza laboral

Daniel Aguilar Ramírez, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Pesca y Acuacultura de la SADER, entregó los días 18 de marzo, 5 de agosto y 1 de septiembre de 2022, cartas dirigidas al presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

En la primera misiva, el también investigador titular “C” del Inapesca, advierte que la fusión con Conapesca sería un retroceso al supeditar la objetividad e imparcialidad de la investigación pesquera y acuícola, así como las opiniones y dictámenes técnicos sobre abundancia, a elementos políticos o de índole diferente a la ciencia y la tecnología. 

Posteriormente, en las siguientes comunicaciones, Daniel Aguilar Ramírez plantea que desde hace siete años Pablo Arenas tiene detenidas las actualizaciones de las Condiciones Generales de Trabajo y el Estatuto Académico de sus agremiados, lo que les impide disfrutar de todas las prestaciones autorizadas para los empleados federales.

La principal preocupación del Sindicato de Trabajadores de Pesca y Acuacultura de la SADER, es que con la extinción del Inapesca vengan recortes, y el personal se encuentre indefenso para exigir el pago de salarios, indemnizaciones y finiquitos conforme establece la ley.

“Esta actitud negligente y ausente de Pablo Arenas se refleja tanto en lo interno como en lo externo de nuestra institución: el desdén que muestra hacia la dirección que se supone desempeña en el sector de investigación pesquera, es tan evidente como los embargos pesqueros que sufre nuestro país”, destaca el dirigente sindical.

Agrega que muestra de la desatención y falta de trabajo del director del Inapesca se refleja en la nula respuesta que ha dado a la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, que en reiteradas ocasiones le ha pedido elaborar una evaluación de impacto presupuestario.

“Su ausencia laboral por años es evidente y sólo ahora que se trata de festejos por los 60 años de vida de nuestra institución Inapesca, es que ha visitado por primera vez desde hace ocho años los Centros Regionales de Investigación Pesquera a su cargo en el país”, agregó.